¿Qué ha sido de la fragmentada oposición nicaragüense?

Nicaragua es un país que históricamente ha sido sometido por el yugo del invasor, sin embargo la ruptura del esquema libero-conservador, trajo consigo el surgimiento del sandinismo como máxima expresión de los intereses de las clases populares, materializando así en 1979 el triunfo de la Revolución Popular Sandinista y el derrocamiento de la Dictadura de Somoza.

Este acontecimiento histórico marcó para siempre al pueblo nicaragüense y dio paso a la constitución de un proyecto de nación para todos y todas. Posterior a esto ante las permanentes agresiones del imperialismo se convocaron las elecciones en el año de 1990, dando como resultado la elección Presidencial de Violeta Barrios de Chamorro y la Coalición UNO , cuyos integrantes pertenecían a diferentes expresiones políticas, entre ellos la Contra Nicaragüense.

“De tal manera que nosotros no nacimos arriba, nacimos abajo y estamos acostumbrados a pelear desde abajo”  Comandante Daniel Ortega.

Para el año 2006 los partidos políticos de derecha se presentaron fragmentados en las elecciones, postulando así a dos candidatos electorales, José Rizo del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y Eduardo Montealegre de la Alianza Liberal Nicaragüense ( ALN).

Ese mismo año el Sandinismo triunfó en las urnas electorales e instauró un Modelo de Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario al servicio del pueblo, iniciando un proceso de lucha contra la pobreza e implementación de planes, estrategias, programas y proyectos que garantizan el desarrollo humano.

En contraste con las acciones a favor de los intereses populares , la oposición durante 14 años de Gobierno Sandinista se encargó de recibir financiamiento norteamericano para realizar acciones de desestabilización que generaran una matriz de opinión negativa hacia el sandinismo, ante la nula incidencia política que tenían del pueblo nicaragüense cansado del despilfarro y condiciones precarias a las que habían sido sometidas por el neoliberalismo.

Ante el escenario electoral 2021, aún nos preguntamos qué ha sido de la fragmentada oposición nicaragüense:

¿ Qué pasó con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia? ¿ Qué será de la Coalición Nacional?.

La crisis que atraviesa la derecha nicaragüense desde que el sandinismo surgió como una corriente política alternativa es inminente, orillandolos si y solo si a sobrevivir de la oxigenación financiera del imperialismo norteamericano.

En el mes de octubre 2020 anunciaron su separación debido a diferencias ideológicas antagónicas entre liberales y conservadores.

¿ Por qué la derecha carece de apoyo popular en nuestro país?

Es evidente que después del año 2018 con el intento de Golpe de Estado, una vez más la oposición se sigue resquebrajando, pues existe un descontento generalizado entre aquellas personas que fueron partícipes de las acciones de desestabilización y aquellas que simpatizaban con la Alianza Civica y la Coalición Nacional.

Sus miembros han manifestado su disconformidad públicamente debido a la adjudicación de otros miembros del financiamiento Estadounidense para su bolsillo, así como la toma de decisiones
unilaterales, sin tomar en cuenta a los delegados de los movimientos que le integraban.

Pero estas son solo algunas de las cuestiones que rodean el fracaso de la oposicion, el mismo José Pallais ha declarado que si siguen así están destinados a revivir los acontecimientos del año 2006, cuando se presentaron divididos en dos bloques.

Frente a un escenario electoral como este, la derecha demuestra una vez más su inhabilidad política, falta de unidad y capacidad organizativa , así como su incapacidad de presentar un proyecto
político a favor de los intereses populares que supere el proyecto de Nación que ha construido el Frente Sandinista de Liberación Nacional durante 14 años de servicio al pueblo.

Ni con toda la inyección de capital de USAID podrán eliminar de la conciencia del pueblo, este camino de restitución de derechos que hemos venido construyendo.

Autor

+ artículos

Nicaragüense

Licenciada en Relaciones Internacionales.

Estudiante de Derecho.

Militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN.