¿Quieres ganar esta batalla? ¿Ganarla de verdad?

Fuente (Traducido): Caitlinjohnstone

Con eso quiero decir, ¿realmente quieres crear un mundo saludable en lugar de un mundo en el que seamos gobernados por sociópatas mentirosos, asesinos, belicistas, opresores, ecocidas y omnicidas? ¿Es eso algo que verdadera y profundamente quieres?

Está bien si no quieres, pero entonces sé sincero contigo mismo al respecto.

Un gran porcentaje de las personas que se involucran en movimientos políticos revolucionarios y critican las estructuras de poder establecido, si fueran honestos consigo mismos, admitirían que no lo hacen por un sincero deseo de reemplazar el imperio gobernante sociópata con algo que beneficie a toda la vida en el planeta, sino por el deseo de sentirse bien consigo mismos. No es una batalla real para ellos, es solo un emocionante juego de ego. Un pasatiempo, no diferente de cualquier otro.

Los círculos disidentes a menudo se convierten en otro grupo de pasatiempos intelectuales

“La política debería cambiarte. El pensamiento revolucionario debería transformarte. Desmantelar las narrativas del establishment sobre el mundo debería desmantelar tus propias narrativas sobre ti mismo”

Si es tu caso, está bien. La humanidad está dormida en una gran cantidad de formas, y no sería justo destacarte como singularmente horrible cuando no eres para nada diferente de la gran mayoría de las personas. Pero como mínimo, por favor, inténtalo y sé sincero contigo mismo al respecto.

Si no es tu caso, y realmente estás en esta lucha para ganarla, entonces deberías pasar cada uno de tus días haciendo todo lo posible para perfeccionarte como el arma idónea en esa lucha.

Si esta fuera una revolución que se libra con armamento físico, entonces deberías estar entrenando todos los días para usar esas armas de manera efectiva en esa revolución. Pero esta no es una revolución que se libra con armamento físico. La primera línea de esta revolución es la propaganda y la guerra de guerrillas sicológica en la que estamos luchando.

Como nunca me canso de decir, lo único que mantiene el statu quo imperial es la propaganda. La gente nunca consentiría en la explotación, la desigualdad y el asesinato que son intrínsecos al imperio centralizado de los Estados Unidos si no fuera convencida por la propaganda para el consentimiento; todo lo que se requiere para poner fin a ese consentimiento es despertar a las personas a la realidad de que están siendo propagandizadas, porque la manipulación solo funciona si no sabes que está teniendo efecto.

Si podemos obtener suficiente energía detrás de una guerra de guerrilla sicológica contra la máquina de propaganda del sistema, contra la cual muchos de nosotros ya estamos luchando de muchas maneras sin siquiera darnos cuenta, podemos romper la confianza pública en la máquina de propaganda del establishment de manera que sus manipulaciones se vuelvan ineficaces .

Cómo derrotar al imperio

“Lo que sí defiendo, de tantas maneras diferentes como se me ocurre, es una guerra de guerrillas sicológica descentralizada contra las instituciones que permiten a los poderosos manipular la forma en que la gente común piensa, actúa y vota”.

En una revolución militar entrenarías con tu cuerpo y tus armas para luchar y matar al enemigo. En una guerra psicológica, debes entrenar tu mente.

Debes educar tu percepción sobre lo que realmente está sucediendo en el mundo. Nunca dejes de aprender, nunca descanses en la confianza de que lo tienes todo claro. Puedes tener la sensación de que sabes totalmente lo que es verdad o puedes tener una humilde entrega a tratar de aprender la verdad lo mejor que puedas en cada momento. No puedes tener ambos.

Debes perfeccionar intuición y sentidos internos para que puedas percibir la realidad con lucidez en medio de la confusión y la enajenación de una sociedad saturada de propaganda.

Debes entrenar tu mente para focalizar de modo que tu energía mental no se disperse. Tómate un tiempo cada día para meditar, de modo que puedas dirigir todo el poder de tu mente hacia esta batalla y aprender a estar presente en cada momento.

Debes conocerte a ti mismo y comprender tu paisaje interior, para que entiendas lo que te motiva. Si comprendes tu dinámica interna, puedes comprender cómo has sido engañado en el pasado y podrías ser engañado en el futuro (y lo más importante, cómo se engaña uno a sí mismo), y comprenderás cómo otras personas son engañadas por manipuladores poderosos también.

Debes curar tus heridas internas para no sangrar agotando la energía que necesitarás para ganar esta pelea. Debes ser capaz de enfocarte en ganar esta pelea, y no puedes hacerlo cuando estás empantanado por la miseria interna y las neurosis, en la que todos estamos si no hemos hecho un trabajo interno extenso.

Debes concentrarte en la verdadera lucha sin dejarse atrapar por el drama y el sectarismo, ya que termina sucediendo con casi todos los movimientos revolucionarios en estos días. No caigas en ninguna mentalidad de rebaño, no te entusiasmes con el Tema candente del día, no desperdicies tu energía para luchar internamente con personas que en lo fundamental se alinean contigo. No es difícil ver quiénes son los verdaderos malos en este mundo. Si estás enfocando tu poder de fuego en alguien más que en los responsables, entonces estás revelando inadvertidamente que realmente no te importa esta pelea.

¿Cómo hacer oír tus ideas disidentes en el Nuevo Contexto Mediático?

La gente me ha estado pidiendo algunos consejos sobre cómo comenzar a hacer lo que hago y construir una audiencia, así que aquí hay algunos consejos que he recogido en este extraño y maravilloso viaje.

Debes hacer estas cosas mientras practicas para convertirte en un soldado efectivo en la guerra de guerrillas descentralizada contra la propaganda de los  grandes medios de comunicación de la clase política al servicio de la plutocracia. Debes hacer lo que puedas para ayudar a despertar a las personas a la realidad que les están falsificando, utilizando las herramientas que tengas a tu disposición.

Si puedes escribir algo, escribe blogs. Escribe panfletos. Escribe tweets. Escribe comentarios bajo piezas influyentes de propaganda de grandes medios.

Si puedes hablar, haz videos. Haz podcasts. Habla con amigos y familiares. Habla con extraños. Saca la verdad allí donde puedas.

Protesta. Graba. Informa. Usa tu creatividad innata para seguir encontrando formas de deslizar pequeños mensajes en botellas dentro del Matrix narrativo informando a las personas de que están siendo engañadas.

En la película The Matrix, los humanos son encarcelados en un mundo virtual por un poderoso sistema de inteligencia artificial en un futuro distópico. Lo que ellos toman como realidad es en verdad un programa de computadora que ha sido conectado a sus cerebros para mantenerlos en estado de coma. Viven toda su vida en esa simulación virtual, sin ninguna forma de saber que lo que parecen estar experimentando con sus sentidos está hecho de código generado por Inteligencia Artificial (IA).

La vida en nuestra sociedad actual es muy parecida. La diferencia es que, en lugar de la IA, son los oligarcas psicópatas los que nos mantienen dormidos en Matrix. Y en lugar de código, es narrativa.

Sigue perfeccionándote de todas estas maneras y mejorarás cada vez más. Probablemente un poco desastroso y cometiendo muchos errores cuando comiences. Dios sabe que yo los hice.. Debes luchar en esa incómoda etapa de aprendizaje mientras perfeccionas tu armamento.

Solo puedes aprender haciéndolo. Tienes que querer liberarte del imperio más de lo que quieres permanecer pequeño, invisible y sin exponerte. Tienes que querer esto más de lo que quieres parecer genial.

“El 73 por ciento de los estadounidenses tiene actualmente una visión desfavorable de China, frente al 47 por ciento de hace solo dos años”

La Propaganda funciona

– Louis (@Louis_Allday) 3 de agosto de 2020

Debemos convertirnos nosotros en los verdaderos medios de comunicación. Debemos reemplazar a los medios convirtiéndonos nosotros en los medios.

Tú estás infinitamente más cualificado para informar de las noticias que todos los canallas de los grandes medios de comunicación que son pagados por multimillonarios para repetir como un loro las mentiras del gobierno. Y lo digo 100 por ciento literalmente. Si los ricos no te pagan por mentirle al público, estás más cualificado para informar las noticias que aquellos que sí les pagan para mentir. No importa si todo lo que tienes es un teléfono inteligente y una cuenta de Twitter; estás preparado para ser mejor reportero de noticias que ellos.

¿Sabes todo lo que los reporteros de los espacios de grandes medios de comunicación abordan en la conciencia de la sociedad proclamando lo que es verdad y lo que está sucediendo en el mundo? Pues ese es tu espacio. Lo usurparon. Recupéralo y apártalo de ellos. Los grandes medios  han traicionado a la humanidad hasta un punto imperdonable. Debemos mudarnos a ese espacio y usar nuestras voces colectivas para paralizar la máquina de propaganda del establishment.

Los reporteros de los grandes medios de comunicación tienen un número de víctimas en su haber, mucho más alto que todos los asesinos en serie y las organizaciones terroristas combinadas. No merecen respeto, y sus instituciones no deberían existir. Arráncales su poder, poco a poco, grano a grano, convirtiéndonos en mejores y más influyentes que ellos.

Haz esto dominando tu armamento. Haz esto perfeccionándote como el enemigo perfecto del imperio.

Autor

+ artículos

Subdirector y Responsable del Área de geopolítica y antiimperialismo en Revista La Comuna

Consultor IT, miembro del Equipo Coordinador de la Revista La Comuna. Miembro de la Plataforma "Siriaren Alde" de Euskal Herria, de la Asociación Cultura "Volver a Marx" y del Frente Antiimperialista Internacionalista.

Participa en diferentes grupos de análisis sobre Ciberseguridad (Blue Team) y Ciberinteligencia (OSINT)