La sociedad ni se crea ni se destruye, solo se transforma

“Cuando pasan las cigüeñas” (1957)

Cuando pasan las cigüeñas o Pasan las grullas (en ruso, Летят журавли, Letiat zhuravlí) es una película soviética sobre la Segunda Guerra Mundial dirigida por Mijaíl Kalatózov en 1957. Protagonizada por Alekséi Batálov y Tatiana Samóilova.

Fue galardonada con la Palma de Oro en el Festival de Cannes, convirtiéndose en el segundo filme soviético en obtener este prestigioso premio cinematográfico.

Esta película además de ser alabada a nivel técnico, de dirección, de cámara, del magnífico trabajo de sus actores protagonistas, es mucho más que eso.

El ritmo de la película te va presentando un país que ya no existe y de trasfondo esa llamada segunda guerra mundial que con gran razón los soviéticos llamaron Gran Guerra Patria.

Una película del año 57, del pasado siglo XX, donde las mujeres trabajan codo a codo con los hombres en las fábricas y con toda la naturalidad del mundo; tienen aspiraciones educativas, en cualquier tipo de sector… Y aunque esto pueda parecer una tontería, en los tiempos que corren, no deja de ser llamativo ver como en 1957 existía un país con un nivel de avance desconocido y no sólo hasta el momento, sino incluso ahora. 

La película como he dicho tiene de telón de fondo la guerra mundial, y por otra parte tiene como hilo conductor la historia de amor entre Boris y Verónica.

Una historia de amor que durante la película y debido a la situación adversa en la que se encuentran tiene una evolución clara que culmina como ese amor camaradería al que aspiraba Kollontai.

No, no hay camas redondas, no hay festejo de la vida al modo capitalista ante la muerte y la destrucción, lo que hay es una evolución necesaria del pensamiento, del amor, del compromiso y de la lucha. Lo que hay es socialismo. 

Fotograma de la película 

Un claro homenaje a esa revolución de 1917 que nació del más absoluto odio a la guerra y a la violencia y del total compromiso a hacer todo lo que estuviera en sus manos para crear una sociedad en paz, una sociedad libre, una sociedad donde el amor no está en mercado, una sociedad que entiende que cada cual tiene su proceso, que estamos contaminados de capitalismo, pero que la verdad, el compromiso y el socialismo poco a poco nos hará a todos libres.

Es este país, que ya no existe, el que nos intentan ocultar. No quieren que veamos que la felicidad del ser humano, su auténtica libertad fue posible. Temen que cunda el ejemplo.

Autor

+ artículos

Directora Revista La Comuna

Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Sevilla. Gestora cultural, escritora, poeta y analista internacional en distintos medios escritos o audiovisuales. Autora de la compilación poética “La Generación de la Sangre I” para Editorial Ultramarina Cartonera, a través de la Plataforma de Artistas Chilango-andaluza.

“Arquitecturas y Mantras” de la Editorial Bucéfalo fue su primer libro de poesía en solitario. A su vez, actualmente colabora en Hispan TV y otros medios internacionales en habla hispana analizando la actualidad política. Miembro de la Asociación Cultural Volver a Marx. Milita en Trabajadoras Andaluzas.